Creatividad – Guía básica del cazador de ideas

Así que, como la excepción confirma la regla, este es el único dogma del creativo: APUNTA SIEMPRE TODO LO QUE SE TE OCURRA, y ya tendrás tiempo de apartar o trabajar las ideas más tranquilamente.

El cajón de sastre de un creativo está lleno de ideas incongruentes, así que procura tenerlas siempre ordenadas para poder acceder a ellas fácilmente, porque nunca sabes cuándo las vas a necesitar. Así que, cuando llegues a casa, ya sabes lo que te toca hacer: volcar todo lo que tienes del cuaderno al ordenador.

Seguro que me dejo algunas cosas importantes, pero la creatividad da para hablar muchísimo, y yo no soy más que un iniciado en el camino, así que sólo espero que os haya sido útil. Como siempre, os aconsejo que no os quedéis con lo que habéis leído aquí y que contrastéis opiniones y experiencias, y, por supuesto, que no dudéis en hacer cursos si os surge la oportunidad. No penséis que por leer el artículo de un newbie ya sabéis todo lo que tenéis que saber sobre creatividad, por muy tocho que sea. Ningún blog puede sustituir jamás unas clases, con un profesor y unos compañeros (y si es presencial mucho mejor, que las personas tenemos la piel y los labios porque estamos hechas para tratar con otras personas, no con la pantalla de una máquina).

Si queréis completarlo con comentarios o, sencillamente, dar vuestra opinión, creo que es un tema muy interesante en el que profundizar, y, si hay bastante material nuevo, lo mismo hago otro artículo que complemente a éste  (ya parezco un político, me paso el blog entero prometiendo artículos…). En cualquier caso, os dejo con una pequeña reflexión para que no os subáis a la parra y penséis que todo en el trabajo de un creativo es pensar y pensar:

Thomas Edison decía “Genius may be 99% sweat, and only 1% inspiration but before you can sweat, you need that spark of inspiration that only creative thinking can give you” (que viene a decir: “El genio es un 99% sudor y sólo un 1% inspiración pero antes de que puedas sudar, necesitas esa chispa de inspiración que sólo el pensamiento creativo puede darte“).

Daniel Parente, mi profesor de proyecto en el Máster de Diseño y Programación de Videojuegos y CEO de Enigma Software Productions (Legends of War o Alien Spidy, ¡ahí es na’, aunque no haya inventado la bombilla!) aseguraba, ante una escandalizada clase, que una idea no tiene absolutamente ningún valor. Ideas hay muchas y muy buenas. El verdadero valor está en desarrollarlas.

Así que recordad que no basta con tener una historia “estupendísima”: también hay que construirla.

Dejar una respuesta

Deja un comentario

  Suscribirse  
Notificar